CAPTADOR DE IMÁGENES

La Torre Del Conde.

La llamada Torre del Conde, en San Sebastián, isla de Gomera, tuvo una gran importancia en la vida civil y militar del Archipiélago.


Millares Torres dice de ella: “En el último tercio del siglo XV era un sombrío edificio que, cual otro castillo feudal, presenció los actos más notables de la modesta historia de aquella isla.”

Allí se refugió la viuda del asesinado conde,huyendo de sus amotinados súbditos; allí acudió Pedro de Vera a salvarla de tan justa venganza y, bajo sus negras bóvedas, se ocultaron los amores de la misma con Alonso Fernández de Lugo.

En sus almenas fueron ahorcados sin proceso alguno muchos de sus infelices vasallos, y en sus salones recibió hospitalidad el insigne Cristóbal Colón, al pasar con sus “naos a descubrir las Américas.” Tal escenario, donde en tan corto período de tiempo tuvieron lugar tan variados y singulares sucesos, constituye un motivo para recordarla.

Si bien la coincidencia es unánime en cuanto a quién la fundó, Hernán Peraza el Viejo, no sucede lo mismo al fijar el año, que puede situarse entre 1450 y 1477.

Probablemente estaba pensada más para defensa frente a los posibles ataques de los aborígenes, ya que se erigió en tiempo de la conquista, que para protegerse de ataques del exterior; a esta conclusión se llega analizando su emplazamiento, en el centro de la desembocadura del valle, que permite prever cualquier ataque por sorpresa, pero quedando más expuesta a una penetración por el mar.

A lo largo de su historia sufrió diferentes reformas. Felipe XI envió primero a Jacome Pelearo Fratin y, posteriormente, a Leonardo Torriani a fin de inspeccionar su carácter defensivo y diseñar los proyectos que fueran pertinentes, Y así se continúa a lo largo de los años.

Hoy la Torre del Conde es un hermoso edificio, con peculiaridades góticas y emparentado con otras edificaciones militares de la Península. Con un diámetro de 40 metros, remata sus lados con matacanes, arcos, troneras y esquinales. A ella se accede a través de gruesas paredes, encontrándonos un interior muy simple intercomunicado por una escalera adosada al muro.

Su figura enhiesta y adusta se ha convertido en símbolo de la isla colombina.

Fuente de información: http://www.dis.ulpgc.es/canarias/lagomera/conde.html

Fotografias: Luis M. Parra.

Anuncios

Una respuesta

  1. Buen reportaje bien documentado, en tu línea.

    Un abrazo

    agosto 1, 2007 en 7:52 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s