CAPTADOR DE IMÁGENES

Galgueros

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Es increíble que en este mundo globalizado, donde las democracias han sido sustituidas por los mercados, todavía exista gente con alma que lleve el testigo de nuestros antepasados.

Photobucket

la caza de liebres con galgos es muy diferente de la caza con escopeta. Por ejemplo, a la liebre se le da una oportunidad de salvarse, es una lucha de un animal contra otro.
La caza de liebres con galgos permite no sólo a los galgueros, sino a mucha más gente, disfrutar del campo y de la cacería. Cada jornada hay más público viendo la caza que galgueros.
Además no es tan peligrosa como la caza con escopetas, la cual, impide que la gente circule por los caminos próximos a los lugares acotados.

Photobucket

Los galgueros van en busca de la liebre formando la mano, o sea, un grupo de personas que baten el campo, como si fueran de la mano, en busca de la liebre. La mano va peinando la zona donde se piensa que puede haber liebres. Uno de los galgueros va unos metros delante de la mano y lleva «la collera», o sea, a los galgos que les toca correr inmediatamente, normalmente dos perros de diferentes cazadores. La collera lleva un sistema de correas que permite soltar a los galgos rápidamente Se suele dar unos metros de ventaja a la liebre y cuando los galgos la han visto se les suelta.

Photobucket

¿En qué consiste una carrera bien hecha?

pues ante todo tiene que durar un mínimo de tiempo. Tres minutos está muy bien. El galgo no debe ir al corte, debe perseguir a la liebre limpiamente y si además va siempre en cabeza mejor.
Es curioso el instinto que tiene el perro por coger a la liebre. En su ciega carrera no ve obstáculos, y puede caer en una zanja o golpearse con una alambrera y quedar herido.

Photobucket

No importa si llueve o hace frío, siempre hay galgueros dispuestos a ir en mano por las tierras llenas de barro, mojándose, subiendo cuestas, para tratar de levantar a la liebre. A veces, los más avezados galgueros ven a la liebre en la cama a cierta distancia y todos se disponen para la carrera inminente.

Photobucket

Pero lo normal es que la liebre salte en el momento más inesperado. Algunas veces la liebre se queda y los galgueros pasan sin verla, ella permanece allí acurrucada entre las pajas del rastrojo.
La liebre que se va y no es atrapada tiene todo el respeto del galguero. Como igualmente lo tienen las liebres demasiado pequeñas que aunque sean vistas en «la cama» se las deja sin ser molestadas.

Photobucket

Para el galguero el premio no es nunca la liebre, el premio es que su galgo corra bien y que coja la liebre.

Photobucket

Los galgueros son como los aficionados al fútbol, grandes forofos que se sienten muy orgullosos cuando ven correr a sus perros.

Photobucket

A veces la liebre, en su huida desesperada de las fauces del galgo, se dirige hacia la gente y corre entre ellos sin importarle su presencia ni sus gritos. Esto nos da una idea del miedo del animal que en su huida hacia el perdedero no le importa enfrentarse al temido hombre.

Photobucket

La liebre y el galgo son dos animales nobles y potentes corredores. La liebre es más regateadora, capaz de giros increíbles y saltos acrobáticos para salvarse. El galgo es un gran corredor de fondo poseedor de un ansia infinita por la liebre.

Photobucket

La liebre de pelo suave y camuflado, duerme sobre la tierra en los lugares más camperos que ya empiezan a escasear. Emboscada, siente las pisadas de los hombres que se acercan y oye ladrar a los galgos a lo lejos, mientras se aplasta contra el suelo como queriendo desaparecer dentro.

Photobucket

La liebre de ojos saltones huye de las fauces de esos perros anoréxicos y estilizados que avanzan más veloz que el viento.

Photobucket

Si la caza es fiesta y deporte para el galguero, para el galgo es placer y sufrimiento. Evidentemente, la fiesta del cazador se transforma en tragedia y miedo para la liebre.

Photobucket

El galguero enfrenta a los galgos contra la liebre en una lucha desigual en cuanto a número de participantes, pero mucho más justa que la que enfrenta a otros animales frente a la escopeta. Aunque hay ciertos cazadores sin escrúpulos que cuelgan a su perro de un olivo, el verdadero galguero respeta a la liebre y al galgo. De todo hay en este mundo, gente que trata a los animales mejor que a sus vecinos y gente que los maltrata sin razón alguna.

Texto: Francisco Manuel García Palancar.

Anuncios

12 comentarios

  1. Veo que has tenido suerte incluso de verlas en la cama, buen reportaje socio y mira que es dificil, pues los galgueros no suelen dejar hacer muchas fotos por miedo a que les roben los perros, cosa muy de moda por cierto.

    noviembre 27, 2011 en 10:54 pm

    • desgraciadamente es así y les roban a los animales, eran gente conocida amigos de un amigo, pero por si acaso en el reportaje no sale información de donde están echas las fotos.

      Gracias por pasar y comentar Gregorio.

      noviembre 27, 2011 en 11:05 pm

  2. Me ha encantado tío, muy buen reportaje!!

    noviembre 28, 2011 en 8:12 am

  3. Anónimo

    Me ha parecido muy interesante el reportaje. Las fotos muy bien ejecutadas y al hilo de la narración. Sin embargo el tema animales cazando no me atrae mucho, siento lástima por la liebre y de pensar el miedo que tiene que tener la pobre….. me erizo.

    noviembre 28, 2011 en 9:18 am

  4. Anónimo

    Como siempre, excelente reportaje… 😉

    …pero…

    …a ese blanco y negro le falta fuerza. Toca una gota los niveles en PS y verás el cambio. 😉

    noviembre 28, 2011 en 10:50 pm

    • Gracias por pasar y comentar, veré lo de los niveles.

      noviembre 29, 2011 en 9:25 pm

  5. lu

    Tienes razòn, no te ha llegado mi comentario pero venia a decir que me gustan tus fotos en general, aunque yo le hubiera dado un aire critico y dramatico al reportaje pues no comparto esa ni ninguna forma de matar gratuita…O alguien me va a contar que esto se hace para comer cuando uno de esos perros puede costar más de 6000 pavos?
    Un abrazo.

    noviembre 29, 2011 en 4:03 pm

    • Anda que no te habrás comido tu liebres y conejos de caza para que me vengas ahora con esas.

      noviembre 29, 2011 en 9:26 pm

  6. Anónimo

    Se lo enviado a los cazadores,buen report.

    noviembre 29, 2011 en 8:40 pm

    • Pues a ver si es verdad que lo ven y dejan por aquí su comentario al respecto que será bien recibido

      noviembre 29, 2011 en 9:27 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s